¿Qué es el IRPF?

hace 10 meses · Actualizado hace 10 meses

¿Qué es el IRPF?

El Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) es una de las piedras angulares del sistema tributario en España, y comprender en qué consiste y cómo funciona es una responsabilidad cívica fundamental para todos.

Hemos preparado esta guía para ayudarte a desentrañar este impuesto, resolver tus preguntas y apreciar la importancia de esta contribución económica estatal.

Ofrecemos información actualizada y verificada sobre el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF).

Índice de contenido
  1. 1. ¿Qué es el IRPF?
  2. 2. ¿Por qué se paga el IRPF?
  3. 3. ¿En qué se aplica el IRPF?
  4. 4. ¿Quiénes deben pagar el IRPF?
  5. 5. ¿Existe solo este impuesto sobre la renta?
  6. 6. ¿Cómo se calcula la renta a pagar en el IRPF?
  7. 7. ¿Se grava la totalidad de la nómina?
  8. 8. Retenciones en el IRPF
  9. 9. ¿Por qué se retiene una parte de la nómina para el IRPF?
    1. ¿Son obligatorias estas retenciones?
  10. 10. ¿Puedo elegir el IRPF que se aplica a mi nómina?
  11. 11. El IRPF se adapta a tu situación
  12. 12. ¿Todas las rentas se gravan con el mismo porcentaje?
    1. Entonces, ¿Qué porcentaje se paga sobre la renta general del IRPF?
  13. 13. ¿El IRPF se aplica de la misma manera en toda España?
  14. 14. ¿Cómo se paga?
  15. 15. El IRPF y los autónomos

1. ¿Qué es el IRPF?

El IRPF es un impuesto que grava las ganancias obtenidas durante un año por personas físicas que residen en España, contribuyendo así al financiamiento del sistema tributario del país. Es un impuesto progresivo y directo, especialmente reconocido por los trabajadores.

Mira TambiénPensionistas exentos de Declaración de la Renta 2023: ¿Estás entre ellos?

2. ¿Por qué se paga el IRPF?

En esencia, el propósito de este impuesto es cumplir con la Constitución Española, que establece la obligación para todos los habitantes de contribuir a los gastos públicos del país. Además, busca favorecer a aquellos en situaciones de mayor precariedad.

Este impuesto permite al estado promover o condicionar ciertas actividades para crear una economía más eficiente.

3. ¿En qué se aplica el IRPF?

El IRPF grava los ingresos generados durante un ejercicio fiscal, que abarcan diversos tipos de renta. Esto incluye los rendimientos del trabajo, como los salarios, así como las pensiones y los rendimientos del capital derivados de bienes inmuebles y ahorros.

También se aplica a las actividades económicas, gravando las ganancias, excluyendo las pérdidas, que contribuyen al patrimonio personal de cada individuo.

Mira TambiénTributación de la segunda vivienda en España

4. ¿Quiénes deben pagar el IRPF?

Como indica su nombre, este impuesto aplica a personas físicas que residen en España. Se considera residente español a aquel que pasa la mayor parte de su tiempo en el país, independientemente de su origen o nacionalidad.

En consecuencia:

  • Las personas con nacionalidad española que residen en el extranjero no están obligadas a pagar este impuesto, a menos que sean diplomáticos.
  • Los extranjeros que residen en España deben pagarlo, incluso si aún no han adquirido la nacionalidad.

5. ¿Existe solo este impuesto sobre la renta?

En términos generales, hay dos impuestos sobre la renta: el IRPF que afecta a las personas físicas y el Impuesto sobre Sociedades que grava a las personas jurídicas.

Sin embargo, en ciertas situaciones, estos impuestos pueden combinarse. Por ejemplo, hay asociaciones que no tributan como sociedades, pero las personas físicas que las componen declaran según su participación.

Mira TambiénImpuesto de Sucesiones y Donaciones: qué es y dónde presentarlo

6. ¿Cómo se calcula la renta a pagar en el IRPF?

La renta se calcula utilizando documentos reconocidos por la ley, como nóminas o contabilidad de empresas, que proporcionan información para calcular el monto a pagar en concepto de IRPF. Además, la estimación de las rentas de ciertos negocios se basa en sus características conocidas.

7. ¿Se grava la totalidad de la nómina?

No, se grava la renta después de aplicar todas las deducciones y gastos necesarios que la generan. Por ejemplo, las cotizaciones a la Seguridad Social, que son indispensables para recibir el salario, no están sujetas a gravamen. Del mismo modo, las comisiones relacionadas con los ahorros también están exentas.

8. Retenciones en el IRPF

Las retenciones pueden entenderse como adelantos que se realizan a Hacienda y corresponden al impuesto que se debe pagar en la declaración anual de la renta. Estas retenciones buscan acercarse o igualar el pago final que se debe realizar, pero no siempre coinciden.

Por ejemplo, si las retenciones mensuales en la nómina son menores que las que se deben pagar en la declaración, se debe abonar la diferencia al hacer la declaración. En caso contrario, si las retenciones fueron mayores, se obtendrá un reembolso en la declaración.

Mira TambiénContrato de trabajo a domicilio

9. ¿Por qué se retiene una parte de la nómina para el IRPF?

La principal fuente de ingresos para la mayoría de las personas en España proviene de su empleo, a través del pago de salarios. Por lo tanto, Hacienda establece un sistema de retenciones mensuales que las empresas deben aplicar a sus empleados para cubrir el IRPF.

Estas retenciones se calculan considerando varios factores, como el salario, la situación familiar, discapacidades y contratos. El objetivo es no reducir demasiado el salario, y hay ciertos montos que no pueden ser deducidos.

¿Son obligatorias estas retenciones?

Sí, las empresas tienen la obligación de retener un cierto monto de tu nómina para el pago del IRPF, según las escalas establecidas por Hacienda. Es importante que estés informado sobre estas retenciones e importes para garantizar pagos precisos.

Sin embargo, según el Real Decreto 1461/2018, de 21 de diciembre, no se pueden aplicar retenciones a las nóminas que no superen el importe anual establecido legalmente.

Mira También¿Cuánto ganan los tiktokers en España? Datos actualizados a 2024

10. ¿Puedo elegir el IRPF que se aplica a mi nómina?

No, como empleado, no puedes elegir el impuesto que se aplicará a tu nómina. Debes informar a tu empleador sobre tu situación personal y familiar, ya que esto puede afectar la cantidad de IRPF que se te retiene.

Esta información influye en el tipo de retención que se aplica, y la empresa está obligada a conservar la comunicación de tu caso, utilizando el modelo 145 de la agencia tributaria. Además, puedes solicitar esta reducción al aplicar la deducción derivada de la inversión en tu vivienda habitual.

11. El IRPF se adapta a tu situación

El Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas se esfuerza por adaptarse a las circunstancias personales y familiares de la mayoría de las personas. Su objetivo es tratar de manera justa a aquellos que se encuentran en situaciones similares, aunque distintas, así como a aquellos en diferentes circunstancias.

Un ejemplo de esto son las retenciones menores aplicadas a personas mayores, discapacitados, padres y madres, entre otros.

Mira También¿Cuál es la diferencia entre Autónomo y TRADE?

12. ¿Todas las rentas se gravan con el mismo porcentaje?

No, ya que existen rentas de ahorro que tributan a un porcentaje mucho menor. Específicamente, las rentas generadas por rendimientos de ahorro tienen un porcentaje impositivo inferior, a excepción de las obtenidas a partir de bienes inmuebles. Este grupo incluye ganancias de valor del patrimonio, como la venta de ciertas acciones que se venden a un precio superior a su compra, lo que representa una ganancia imponible.

Las demás rentas tributan a los tipos generales del IRPF.

Entonces, ¿Qué porcentaje se paga sobre la renta general del IRPF?

La renta general, que no forma parte de la renta de ahorro, se grava según una escala. Esta escala determina el porcentaje de renta que debes pagar en función de tus ingresos.

En general, aquellos que tienen ingresos más altos pagan más impuestos por dos razones:

  • Declaran más ingresos, lo cual es evidente.
  • El IRPF es un impuesto progresivo, como mencionamos al principio de este texto. Esto significa que el porcentaje de impuestos sobre la renta es mayor para quienes tienen mayores ingresos.

A continuación, se presentan los porcentajes del IRPF que se aplican en España para el año 2023:

  • Ingresos hasta 12.450 euros: 19% del total
  • Ingresos de 12.450€ a 20.199€: 24%
  • De 20.200€ a 35.199€: 30%
  • Ingresos de 35.200€ a 59.999€: 37%
  • Ingresos de 60.000 a 299.000€: 45%
  • A partir de 300.000€: 47%

13. ¿El IRPF se aplica de la misma manera en toda España?

No, ya que el IRPF es un impuesto cedido parcialmente a las comunidades autónomas, lo que genera ciertas diferencias en las deducciones y tipos impositivos aplicados. Aunque todas siguen parámetros similares.

Un ejemplo de esto son las comunidades de Ceuta y Melilla, que tienen un tratamiento especial en cuanto a su IRPF. Además, las provincias de Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra tienen un régimen propio que se aplica únicamente en cada una de estas regiones.

14. ¿Cómo se paga?

Para pagar el IRPF, primero debes presentar la declaración de la renta y luego abonar la cantidad correspondiente. Sin embargo, gracias a las retenciones, no es necesario pagar todo el impuesto de una vez.

La declaración se puede presentar en línea a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria. También puedes hacerlo por teléfono o acudiendo personalmente a una de las oficinas disponibles para este trámite.

Después de presentar tu declaración, podrás verificar si se retuvo una cantidad mayor a la que debes pagar. En caso afirmativo, Hacienda deberá devolver el exceso. Si falta una cantidad, el sistema te informará sobre el monto que debes abonar.

15. El IRPF y los autónomos

Los trabajadores autónomos también deben pagar el IRPF, ya que afecta a todas las personas físicas. Por lo tanto, es una de las obligaciones fiscales que más preocupan al iniciar un negocio.

Como autónomo, también debes hacer retenciones del IRPF, aunque sin realizar cálculos complicados como los trabajadores asalariados y sus nóminas.

Para evitar complicaciones en la determinación del impuesto a pagar, la Agencia Tributaria ha establecido que la retención general es del 15% del importe de cada factura que emite el trabajador autónomo.

A continuación, te mencionamos algunas pautas a seguir según los tipos de autónomos:

  • Para los autónomos profesionales, la retención del impuesto es del 15%, y se debe deducir del importe bruto a facturar. Es importante tener en cuenta que no se debe descontar del valor neto, ya que también se incluye el IVA.
  • Los autónomos en el régimen de módulos también deben tributar el 15%.
  • Para los autónomos ganaderos o agrícolas, las retenciones varían según el tipo de actividad. Por ejemplo, para las actividades de avicultura y engorde de porcinos, se aplica un 1% de retención, mientras que otras tareas agrícolas o ganaderas tributan el 2%.
  • Los autónomos en actividades forestales suelen tributar el 2%.
  • Por último, algunos autónomos no están sujetos a retención del IRPF, ya que son empresarios no profesionales y, por lo tanto, la Agencia Tributaria los ubica en la primera parte de las tarifas del Impuesto de Actividades."

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué es el IRPF? puedes visitar la categoría Fiscal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir