Qué es y cómo presentar la declaración de renta

Qué es y cómo presentar la declaración de renta

La declaración de la renta es un trámite anual que se presenta entre los meses de abril y junio para saldar nuestra situación fiscal con la autoridad fiscal. Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué necesitas presentar la declaración de la renta? ¿Por qué es importante? o estoy obligado a hacerlo?

Índice de contenido
  1. IRPF: qué es y para qué sirve
  2. Tramos IRPF 2022
  3. Qué es la declaración de la renta
  4. Entonces ¿Para qué sirve hacer la declaración de la renta?
  5. ¿Qué ingresos y gastos incluye la declaración de la renta?
  6. ¿Quién está obligado a declarar en España?
  7. ¿Cuándo se presenta la declaración de la renta?
  8. ¿Qué pasa si no hago la declaración de la renta?
  9. ¿Qué es el borrador de la renta?
  10. Errores más comunes en el borrador de la renta
  11. ¿Cómo hacer la declaración de la renta?

IRPF: qué es y para qué sirve

El IRPF es un impuesto que grava todas las rentas obtenidas por el contribuyente durante un ejercicio fiscal, ya sean rentas por cuenta ajena (por ejemplo, su nómina) o rentas obtenidas por cuenta propia como trabajador por cuenta ajena, profesiones por cuenta propia, etc.) o por otros ingresos (alquileres, dividendos, venta de fondos de inversión, etc.)

Es un impuesto directo y progresivo. Esto significa que la tasa impositiva aumenta a medida que aumentan los ingresos del contribuyente. Esta progresión persigue un efecto redistributivo de la renta colocando el impuesto sobre los de mayor nivel de renta y tratando de reducir la carga fiscal entre las personas de menor poder adquisitivo.

Para determinar esta progresión se utilizan los llamados bloques IRPF, i. h el porcentaje que debe aplicarse a cada tramo de renta para percibir la cuota a favor de Hacienda.

Tramos IRPF 2022

ID Rentas del trabajo Tipo impositivo
1 Hasta 12.450 € 19%
2 12.450 – 20.200 € 24%
3 20.200 – 35.200 € 30%
4 35.200 – 60.000 € 37%
5 60.000 – 300.000 € 45%
5 Más de 300.000 € 47%

Qué es la declaración de la renta

Como se ha comentado al principio, la Declaración de la Renta o IRPF es un gravamen (impuesto) que  todos los  residentes en España deben pagar a la Agencia Tributaria.Esta actividad es prácticamente obligatoria para todas las personas físicas y jurídicas, salvo las excepciones contempladas en el cumplimiento de la normativa y que te explicaremos detalladamente en los siguientes puntos.

¿Qué impuestos se pagan y por qué? La Agencia Tributaria elabora un borrador de la renta con la suma de todos los ingresos y rentas percibidas por un ciudadano durante un año natural.

La declaración del IRPF, modelo D-100, se presenta -siempre- en el año siguiente al ejercicio fiscal a declarar, por ejemplo en este año 2021 estamos presentando la renta del 2020 en una o dos cuotas.

Si la segunda cuota no está domiciliada, se  debe presentar el modelo 102 y realizar el pago antes del 5 de noviembre del año en que se presenta la declaración.

Para Hacienda, la cuenta de pérdidas y ganancias es también una forma de comprobar todos los ingresos del contribuyente a lo largo de un año y conocer todo su patrimonio, para, entre otras cosas, detectar posibles fraudes fiscales.

Entonces ¿Para qué sirve hacer la declaración de la renta?

La declaración de la renta se utiliza para calcular el IRPF. Si las retenciones son superiores a la cantidad que debe el contribuyente, Hacienda le devolverá la diferencia. En caso contrario, el contribuyente tendrá que pagar el saldo restante. Por eso, muchas personas dicen que su sueldo de diciembre sirve para pagar el IRPF.

La declaración de la renta sirve para hacer 'cuentas' con Hacienda 

Si te ha retenido de más durante el año, te devolverá. Si no, te tocará pagar..

Para Hacienda, la cuenta de pérdidas y ganancias es también una forma de comprobar todos los ingresos del contribuyente a lo largo de un año y conocer todo su patrimonio, para, entre otras cosas, detectar posibles fraudes fiscales.

¿Qué ingresos y gastos incluye la declaración de la renta?

Los ingresos que se tienen en cuenta a la hora de declarar impuestos pueden proceder de diversas fuentes, como el empleo, el trabajo por cuenta propia, las ganancias de capital o los intereses de las inversiones. En España, los principales tipos de ingresos son los siguientes:

  • Los ingresos relacionados con el trabajo suelen proceder de los salarios, las nóminas o las pensiones.
  • Los ingresos del capital mobiliario se generan principalmente a través de los intereses y los dividendos, pero también se incluyen los ingresos de los seguros de vida.
  • Los ingresos generados por los bienes inmuebles propiedad de un individuo u organización, arrendados o alquilados a otros, y no utilizados para fines comerciales.
  • Ingresos por actividades económicas, empresariales o profesionales.
  • Derivadas de la venta de activos como inmuebles, acciones o premios, las ganancias y pérdidas de capital son una métrica financiera clave.

Las deducciones pueden ser por vivir en una vivienda alquilada o por la reforma de la vivienda habitual que se haya realizado, por determinadas inversiones o donaciones, como invertir en una start-up o por invertir en un plan de pensiones, por vivir con hijos menores de 25 años con bajos ingresos o con padres mayores de 65 años.

En España, algunas deducciones están incluidas en la declaración de la renta pero muchas otras no, por lo que es muy importante estudiar la declaración detenidamente para incluir todas las deducciones posibles y asegurar el mayor ahorro posible en la declaración de la renta.

¿Quién está obligado a declarar en España?

Toda persona física, española o no española, que resida durante más de 183 días en un año natural y tenga a España como núcleo o base principal de sus actividades o intereses económicos, está obligada a presentar la declaración del Impuesto sobre la Renta en España o indirectamente. Sin embargo, existen algunas excepciones, que nos pueden eximir de presentar la declaración del IRPF, dependiendo principalmente del monto de los ingresos, las deducciones y su origen.

Es importante saber que aunque una persona no esté obligada a presentar una declaración, puede ver su borrador, lo cual es muy recomendable ya que no presentará la declaración de la renta cuando vaya a pagar, sino cuando vaya a hacer una volver Vale la pena presentarlo ya que recibirás una compensación por hacerlo.

No es necesario que los residentes fiscales en España presenten una declaración de la renta.

  • Si la renta es inferior a 22.000 euros anuales, siempre que proceda de un único pagador, o si la renta total del segundo o tercer pagador no supera los 1.500 euros. 
  • Si la renta percibida es inferior a 14.000 euros anuales, aunque la renta proceda de rentas del trabajo de dos o más pagadores, salvo que no concurran las dos reglas siguientes. 
  • Si no ha percibido rentas del capital mobiliario y ganancias patrimoniales con deducción o pago a cuenta, por un importe superior a 1.600 euros anuales. 
  • Si no ha percibido rentas de la propiedad imputadas, rentas de letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o tasadas y otras ganancias patrimoniales de subvenciones públicas por importe superior a 1.000 euros anuales. 
  • Si sólo ha percibido rendimientos íntegros del trabajo, del capital (muebles e inmuebles en el caso del alquiler de inmuebles...), de actividades económicas (empresarios, autónomos...) y de las ganancias patrimoniales, tanto si se retiene su importe o no no supere los 1.000 € o Haber sufrido pérdidas patrimoniales inferiores a 500 €. 
  • Si eres autónomo y tienes unos ingresos inferiores a 1.000 euros anuales.

Sin embargo, muchas veces son personas que no tienen que presentar la declaración de la renta y por tanto merece la pena devolverla, por lo que conviene mirar el borrador para saber si merece la pena presentar la declaración. Renta.

¿Cuándo se presenta la declaración de la renta?

Las declaraciones de la Renta se suelen presentar desde mayo hasta finales de junio, aunque la campaña se inicia en abril con la presentación del borrador de renta por parte de Hacienda, este año y debido a la crisis sanitaria se ha enviado el borrador de renta por correo postal o comunicación electrónica a todos los contribuyentes, independientemente de que sean o no declarables.

  • Si el contribuyente está obligado a realizar una declaración, deberá presentarla personalmente, en su banco, en las oficinas de la AEAT o a través de RENTA WEB.
  • Si el contribuyente no está obligado a declarar los ingresos que recibió del borrador, no es necesario realizar ninguna acción. Es decir, solo tendrán que presentarlo si les interesa hacerlo.

¿Qué pasa si no hago la declaración de la renta?

Quien no presenta la declaración de la Renta, aunque está obligado a hacerlo, comete un delito fiscal que puede calificarse de leve, grave o muy grave, lo más fácil es que lo declare él mismo y se le devuelva. En este caso, la sanción es de 100 euros. Si pagas, o tienes un recargo de intereses en función del retraso en la presentación de la declaración.

Si Hacienda reclama la falta de declaración y reembolsa la sanción, es de 200 euros, si paga contra ella, se le impondrá una multa de entre el 50% y los 150 euros sobre el valor de la deuda, determinada por el perjuicio económico a Hacienda. , la gravedad de la ocultación (se endurece, por ejemplo, cuando se trata de operaciones bursátiles que deben pagarse) y si otros impuestos dependen de la comisión de infracciones administrativas.

¿Qué es el borrador de la renta?

El borrador es una propuesta que Hacienda envía a todos los ciudadanos, independientemente de que estén obligados a presentar la declaración o no. En otras palabras, el Tesoro estima nuestra tasa de rendimiento con base en datos sobre nuestras ganancias y retenciones a lo largo del año. el año pasado.

Esta propuesta se puede solicitar por teléfono, en línea, a través de RENTA WEB o en la sede de la autoridad fiscal. Si estamos de acuerdo con la propuesta, se puede confirmar y presentar como definitiva. Internet, debe disponer de uno de estos identificadores electrónicos: Certificado Electrónico, DNIe, Cl@ve PIN o número de referencia.

Información sobre la casilla 505:

El campo 505 de la cuenta de pérdidas y ganancias corresponde a la “Base imponible general”, para solicitar el número de referencia se debe indicar el importe del campo 505 informado en la declaración del año anterior.

Puede consultar el importe en el campo 505 de la copia de su declaración en el apartado “Base Imponible General y Base del Ahorro” o en el documento de ingreso o devolución.

Errores más comunes en el borrador de la renta

La Agencia Tributaria puede cometer errores al elaborar los modelos de declaración de la renta. Además de que no todos los ingresos, y mucho menos los gastos deducibles, se incluyen en el borrador. Por ejemplo, el alquiler no suele incluirse en dichos borradores. Hay dos tipos de fallos que se producen con mayor frecuencia.

Errores relacionados con la tributación de la vivienda: Uno de los errores más comunes es calcular mal la deducción con garantía hipotecaria de una vivienda comprada antes de 2006, aunque también es habitual no aplicar las deducciones con garantía hipotecaria correspondientes a menos que el banco hipotecario sepa que el préstamo es una vivienda habitual o una primera vivienda. .

El préstamo hipotecario también puede afectar a la correcta redacción del giro si ha cambiado de banco o se está negociando uno nuevo, si la casa la compró una pareja y ambos cónyuges se enfrentan a partes iguales del préstamo hipotecario pero solo aparece uno de ellos. en el catastro es que es normal que Hacienda calcule mal las deducciones.

Además, si se trata de la primera vivienda habitual que adquiere la pareja, no están incluidos los gastos asociados a la compra – seguros asociados, notaría, registro, impuestos, etc.

Fallos relacionados con los matrimonios y las separaciones: Este tipo de situaciones da lugar a importantes deducciones, como por ejemplo por el importe de la pensión compensatoria del excónyuge y la pensión para alimentos de sus hijos o por el pago de la vivienda habitual del excónyuge. Esta sección requiere un cuidado especial.

¿Cómo hacer la declaración de la renta?

Para realizar la declaración de la renta puedes optar por 4 vías diferentes:

Por medios electrónicos: Puede presentar la declaración del IRPF a través de la SEDE ELECTRÓNICA de la Autoridad Tributaria (AEAT) siempre que disponga de un sistema de identificación electrónica: Certificado electrónico o digital, sistema Cl@ve PIN o número de referencia (Campo 505).

A través de teléfono (Le llamamos): Llamando al 901 200 345 o al 915 356 813 podrá modificar y presentar su borrador aportando su número de identificación fiscal (DNI/NIF) y el número de referencia solicitado previamente por la autoridad tributaria. es decir, ambos cónyuges están obligados a aportar el NIF del cónyuge.

Personalmente: También puedes presentar o modificar tu borrador de renta personalmente en cualquier organismo o agencia de la Agencia Estatal con cita previa, para ello será necesario que acredites tu identidad mediante DNI, NIF o NIE.

También puede presentar o modificar la declaración en las oficinas de las administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas y Estatuto de las Ciudades Autónomas.

En una entidad bancaria: Otra opción es presentar la declaración del impuesto sobre la renta a través de su banco o utilizar los servicios de un profesional de impuestos para completarla en su nombre.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué es y cómo presentar la declaración de renta puedes visitar la categoría Autónomos, PYMES y empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir